Whatsapp / Telegram +(506) 8398-4732 mujerymujer@gmail.com

De Aptitud y Actitud en las Relaciones de Pareja

De Aptitud y Actitud en las Relaciones de Pareja

De Actitud y Aptitud, en las relaciones de pareja

A nuestro alrededor observamos personas que son muy estables en sus relaciones de pareja e individuos  que por el contrario van de una persona en otra y con todos quedan de enemigos.

En que radica el éxito de una relación sentimental?  Muchas personas dirán de memoria, y como parte de un discurso aprendido, se logra por medio de la confianza, el amor, la solidaridad, el respeto, la comunicación, si es así y si todos los sabemos ¿por qué tantas relaciones no duran o terminan siendo traumáticas para una o ambas partes?

De manera muy personal considero que una posible razón es que los seres humanos cuando elegimos a alguien como pareja en muchas ocasiones lo hacemos por la razón equivocada, creemos que la felicidad nos la va proporcionar la compañía de esa persona, por miedo a la soledad, porque es el paso que sigue, por atracción sexual exclusivamente, por estabilidad económica, o por la frase común (y ofensiva para mi gusto) sacar un clavo con otro.

Esto degenera y deteriora la relación entrando en grandes discusiones, malos entendidos, infidelidades y en casos más dramáticos círculos de violencia (recordemos que la violencia es cualquier expresión de maltrato hacia un individuo y que no es exclusiva de la agresión física).

Igualmente tenemos la posibilidad de mejorar estas relaciones, pero es necesario concientizarnos sobre que, a veces mejorar una relación requiere terminarla por el bienestar de ambas personas, el primer paso a considerar es la honestidad con uno mismo, ¿Soy yo, como individuo independiente,  feliz y estable para desarrollar una relación que no implique una dependencia tóxica y dañina de la otra persona? ¿Qué deseo de esta relación de pareja?, ¿Puedo cumplir con las expectativas reales que tengo y que tiene mi pareja sobre la relación? ¿Por qué deseo involucrarme afectivamente con alguien, cual es mi motivación?  ¿Tengo la libertad de amar a una persona sin ataduras del pasado, sin que sea una declaración hacia el recuerdo de alguien más?

Una vez realizado el auto-análisis la atención se debe centrar en la otra persona, ¿es  ella con quien deseo estar? ¿Posee las características con las que me siento cómoda? ¿Me trasmite la sensación de bienestar de amar por gusto con libertad e independencia, me impulsa a continuar hacia adelante? ¿Me resulta físicamente atractiva?  ¿En qué circunstancias estoy dispuesta a ceder por el bien de la relación?

Para algunos hacerse tantas preguntas será, desgastante, cansado e interrumpe el bello fluir del amor, aun así es necesario poner sentido  y razonamiento en las relaciones y no solo corazón, por tanto analizar tranquilamente lo que queremos no es malo, más bien nos ahorra tiempo, generar enemistades, conflictos y problemas. Tomar estas consideraciones no implica egocentrismo, ni tener una autoestima sobre valorada, indica que me conozco lo suficiente para elegir con sabiduría aquellas cosas que me hacen bien y no solo las que me generan placer por agradables que estas puedan ser.

El respeto a los sentimientos de los demás, empieza respetando mis propios sentimientos, nadie puede dar lo que no se posee, si no te amas a ti mismo,  no puedes dar,  ni brindar amor.

 

Author Info

Laureen Gordon

No Comments

Post a Comment

Ir a la barra de herramientas