Whatsapp / Telegram +(506) 8398-4732 mujerymujer@gmail.com

De Actitud y Aptitud, en las relaciones con los demás

De Actitud y Aptitud, en las relaciones con los demás

Nuestra existencia implica una postura hacia cada una de las circunstancias que debemos afrontar, ¿Por qué a veces los conflictos con otras personas parecen tan amenazantes e imposibles de resolver?

La forma en que reaccionamos a las problemas es parte del aprendizaje que hemos recibido, así como también de la percepción que tenemos del entorno, si somos negativos en lo que desarrollamos y como nos comportamos, no podemos esperar que todo en nuestra vida sea color de rosa, tampoco quiere decir que si somos positivos nunca abra conflictos; quiere decir que debemos pausar nuestras respuestas, y elegir aquella que represente un nivel de reacción adecuado en nuestras emociones, para permitir resolver la situación que nos inquieta.

Las relaciones interpersonales, las diferentes personalidades, las variadas formas de pensar, el cansancio, los problemas económicos, pueden generar situaciones de estrés, sin embargo la actitud con que nos presentemos hará la diferencia, renunciar a tener siempre la razón es un excelente ejercicio, mostrar interés por las ideas de otras personas nos permitirá crecer intelectual y emocionalmente, adquirir conocimiento y comprender la manera en que responden los demás a diferentes estímulos, esto desarrollará la aptitud de comunicarnos de manera asertiva.

Ante todo siempre es conveniente mostrar una sonrisa, no de burla, ni de sarcasmo,  una sonrisa sincera y cordial,  esto disminuirá tensión con otras personas, un saludo de buenos días, y a la hora de hablar no utilizar tonos amenazantes, solo una conversación fluida. No tomemos las situaciones de manera personal, y no asumamos mejor preguntemos. 

No debemos fomentar las interacciones muy profundas en poco tiempo, la confianza es un valor que debe madurarse, sin embargo, en ocasiones se conocen personas a las que les contamos todo sobre nuestra vida, sin saber si son realmente confiables y los roces o problemas empiezan cuando divulgan lo que les expresamos de modo privado. Tampoco se debe esperar que todos tengan nuestra actitud hacia una persona, es posible que debamos mantener una relación más formal y distante con alguien en particular, pero otros no tienen que asumir esta posición porque sean cercanos a nosotros, especialmente si esa persona, no ha hecho algo que justifique tal conducta.

Sanar las formas en que interactuamos con otros individuos es trabajo de todos los días, aumentará la autoestima, mejorará la percepción que tenemos del ambiente, para sentirnos cómodos y más seguros o al menos menos amenazados, claro siempre pendientes de cualquier situación que pueda afectarnos pero sin la paranoia y la victimización que centraliza algunas relaciones.

No podemos obviar que existen personas que por su forma de vida, negatividad, agresividad, manipulación, falta de compromiso e irrespeto, nos harán preferir mantenernos alejados, y solo relacionarnos de manera más conservadora, esto no es malo por el contrario nos ayuda a protegernos de estos sentimientos y nos permite desarrollar actitudes positivas, serenas y sanas.

Aprovechemos la oportunidad de mejorar nuestro entorno, pero utilicemos al máximo nuestras aptitudes, para así tomar diferentes actitudes hacia la vida, no podemos seguir esperando resultados diferentes, si seguimos actuando igual.

Author Info

Laureen Gordon

No Comments

Post a Comment

Ir a la barra de herramientas